Seguridad en el Uso y Almacenaje de Muelas Abrasivas

Seguridad en el Uso y Almacenaje de Muelas Abrasivas

Muelas abrasivas

La fabricación de los abrasivos aglomerados Norton se rige por unas estrictas normas de seguridad. Para reducir el riesgo de accidentes, la ley exige ciertas precauciones básicas que han de tenerse en cuenta en el almacenaje y el uso de las muelas abrasivas.

Los siguientes puntos están concebidos como un recordatorio para aquellas personas implicadas en el almacenaje y uso de muelas. Para cualquier consejo adicional sobre cuestiones específicas relacionadas con la seguridad en el uso, deberá ponerse en contacto con su Representante habitual Norton.
Por otro lado, cualquier información adicional sobre seguridad de abrasivos aglomerados, consejos sobre velocidades de uso y tipos de máquina recomendados, podrá encontrarse en los documentos de seguridad publicados por FEPA (Federación Europea de Fabricantes de Abrasivos).

 

PROTECCIÓN PERSONAL
Debe llevar puesto gafas protectoras, cascos auditivos, guantes protectores, mascarilla anti-polvo, mandil de cuero y calzado de seguridad.

 

ALMACENAJE
Siempre se deben almacenar y manipular los abrasivos aglomerados cuidadosamente. Las condiciones de almacenaje deben ser en un ambiente seco y sin grandes variaciones de temperatura.
PRUEBA DE VELOCIDAD
La velocidad inicial de la muela en todo su diámetro no deberá exceder la velocidad máxima de uso especificada sobre la muela. No se debe poner la muela en contacto con la pieza de trabajo hasta que se alcance esa velocidad.
Bench _ Pedestal wheels application image_63969
PRUEBA DE SONIDO
Antes de montar la muela, se debe examinar el producto para detectar posibles daños. La mejor forma de inspeccionar una muela vitrificada es someterla a una prueba de sonido. Esta prueba debe hacerse antes de montar la muela en la máquina rectificadora y se basa en el ruido característico que emite una muela agrietada cuando se le da un pequeño golpe. Para efectuar la prueba la muela debe sostenerse por el agujero en un ángulo de 45 grados respecto al suelo y darle un pequeño golpe suave en ambos lados con un elemento ligero no metálico, por ejemplo, el mango de un destornillador.
Una muela sin daños emitirá un sonido brillante. Si está dañada emitirá un sonido apagado y poco claro. En dicho caso no deberá utilizarse la muela.
Antes de efectuar esta prueba compruebe que la muela esté seca y sin ningún embalaje.

 

¿YA TIENE A PUNTO TODAS SUS MUELAS ABRASIVAS?