¿Cómo pintar una pared que ha sido pintada antes?

0 comments
Posted by SGA-PE-Marketing .

El pintado de paredes debe ser hecho con sumo cuidado para que el trabajo final quede perfecto y valga la pena la inversión hecha en el tipo de pintura. Debido a ello, generalmente acudimos con pintores profesionales para que se encarguen de esta tarea; ya que cuentan con las herramientas y los conocimientos necesarios para lograr el mejor acabado. Sin embargo, también podemos pintar paredes ya pintadas por nuestra cuenta; para esto será necesario que nos informemos un poco y contemos con todas las herramientas y materiales necesarios.

Consejos para el pintado de paredes repintadas

Una pared con un pintado previo tiene un tratamiento diferente a una pared recién revestida; después de todo, debemos tener en cuenta con qué material ha sido pintada previamente la pared, ya que de esa forma sabremos cómo retirar este pigmento para que el siguiente tenga una mejor fijación. Si necesitas más consejos acerca de cómo lijar una pared, te invitamos a dar clic en el enlace.

 

Reparar la pared para que no haya grietas ni humedad

 

Reparar la pared para que no haya grietas ni humedad

Antes de simplemente remover la pintura anterior, es necesario fijarnos en qué condición está la pared; de esa forma podremos ver si necesita o no ser reparada antes del pintado. Los problemas que puede tener la pared y que puedes reparar por tu cuenta son: humedad o grietas. En el primer caso será necesario que luego uses una pintura impermeabilizante para ayudar a que esto no siga ocurriendo. En cuanto a grietas, puedes usar masilla para taparlas y luego lijar para nivelar. 

 

Un buen trabajo de lijado garantiza un mejor acabado

 

Un buen trabajo de lijado garantiza un mejor acabado

Independientemente de si la pared necesitó o no reparación, toda pared que va a ser pintada necesita ser lijada antes de ser imprimada. De esa manera se mejora la adherencia de la pintura a la pared. El objetivo de lijar es dejar la pared completamente lisa, de esa manera no tendrá huellas que se marquen en la nueva pintura. 

 

En cuanto a las lijas, procura escoger una lijas especialmente fabricada para este tipo de procesos. Por ejemplo, te recomendamos usar la lija al agua y al seco A275. La forma como ha sido fabricada ayuda a que sufra menos empaste en el proceso de lijado en seco, por lo que es perfecta para preparar superficies antes del pintado.  
 

Limpia siempre luego de lijar

Así como es importante lijar bien, también lo es limpiar luego de lijar; de esa manera ninguna partícula de polvo quedará sobre la superficie de la pared. Asimismo, si usamos agua para limpiar, debemos asegurarnos de que la pared esté completamente seca antes de pasar la primera capa de imprimante o de pintura. 


En resumen, el secreto para lijar una pared previamente pintada, es un buen trabajo de lijado posterior a la reparación de la pared; en caso de que reparar sea necesario. Asimismo, trabajar sobre una superficie limpia y seca y utilizar lijas de calidad, como las de Norton. ¡Consigue las lijas que necesitas con el proveedor más cercano! 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERAR:

¿Cómo tener puertas limpias y pulidas?

Elimina el óxido y renueva tus superficies metálicas

¿Cómo elegir el tipo de lija según su función?

¿Cómo es el proceso de lijado?

 

Previous articleNext article